Blogia
aviones plateados

-

hacer daño sin querer es la demostración empírica del efecto mariposa.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

18 comentarios

hans -

uy, qué maldad me ha dicho!

Chihiro -

Yo creo que como excusa está muy agarrada por los pelos, vamos, que conmigo no te colaba :D

manuel h -

hay muchos grados en el querer

lulamy -

Y querer hacer daño? es la demostración empírica de que estamos desquiciados.
¿Y hacer querer con daño? Te doy mis ojos.
Beso

hans -

joer, pues el efecto mantis religiosa está desguazando el mundo. o como mínimo oriente próximo.

la mosquita -

A veces hacer daño sin querer, nos recuerda que el mundo es injusto e incontrolable. De todas maneras ese efecto mariposa te descubre cosas de tí mismo que no conocías o te estimula a hacer cosas que de otra manera no harías.

De hecho me encanta ese carácter esquizofrénico del mundo, sin eso sólo queda el desencanto de adivinar siempre el final de las películas.

Luthien -

... A lo que hacer daño queriendo demuestra el efecto mantis religiosa. Un abrazo

Nuala -

Lo difícil es pasar por la vida sin estar en ambos lados (ser víctima y verdugo) por lo menos una vez en tu vida. :)

hans -

bueno, a eso me refería; y es que aunque intentes reducirlos, el cero es inalcanzable.

yo también he sido una víctima de daños colaterales y, créeme, no se pudo hacer mejor.

Nuala -

Sip, en pitínglis se le llama una no-win situation, hans. Hagas lo que hagas, pierdes. La vida está llena de situaciones de esas en las que alguien va a salir perdiendo de todas a todas, y lo único que puedes hacer intentar reducir los daños colaterales al mínimo, y buscar el mal menor.

C'est la vie, mon cheri. :)

Nuala -

Me parece que la frase se refiere más a la estupidez de nuestros actos que a nuestra capacidad intelectual. Aunque en el libro la conclusión es algo así como que tonto es el que hace tonterías (y no deja títere con cabeza).

Nadie está libre de actuar estúpidamente. Y en ese sentido, yo soy muy tonta, claro. El que no haya dejado víctimas colaterales por el camino, que tire la primera piedra.

(Y leído después parece que le llamo a Hans estúpido o malvado. Y creo que todos sabemos a estas alturas que no es ninguna de las dos cosas.

Esto me pasa por poner lo primero que se me pasa por la cabeza y darle a publicar.)

hans -

es que no tenemos tanto control de las cosas. a veces la situación hace imposible evitarlo, hagas lo que hagas.

G. -

pues yo no creo que hacer daño sin querer sea sólo de tontos, es decir, que a veces no eres consciente de toooodas las consecuencias de tus actos, palabras, etc. Digo yo que a los listos también les pasará alguna vez.

siloam -

sin querer, sin querer, será que no le importa hacer daño a muchos de los que provocan efectos mariposa. Ya lo hacen sin pensar.

Nuala -

Por eso como decían en la Historia de la Estupidez Humana, los imbéciles son infinitamente peores que los malos. Porque alguien malo te hará daño por una razón, para conseguir algún objetivo; un imbécil, lo hace porque sí, sin sacar ningún beneficio de ello, e incluso perjudicándose, así, sin darse cuenta, estúpidamente.

Otro -

anónimo soy yo... es que a veces pongo mi apellido...

Anónimo -

hacer daño sin querer... ¿para sentir así hay que querer, verdad?

vireta -

verdades como puños son tus telegramas....
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres