Blogia
aviones plateados

una vida de cucaracha

¿alguien ha sido alguna vez cucaracha, aparte de gregorio samsa? ¿alguien sabe lo difícil que es sobrevivir para un insecto de reducidas dimensiones en un mundo infestado de animales enormes que sólo quieren destruirte? ¿alguien se ha parado a pensar en que no resulta agradable ser desagradable? ¿alguien ha pensado que no hay dos cucarachas iguales? ¿alguien ha pensado que nosotros ya estábamos aquí mucho antes que vosotros?

para mí es complicado explicar todo esto, porque se supone que una cucharacha no tiene sentimientos, sólo atracción por la porquería, un caparazón extremadamente duro y una capacidad procreadora de mucho cuidado; pero no resulta fácil, en serio, llevar una vida así. la extremada competencia, sumado al peligro de un mundo agresivo, no me sientan nada bien. sólo puedo moverme en la oscuridad, en las grietas, en los recovecos. mi capacidad de ocultarme es lo que me salva día a día. y aún así, extraños vientos con extraños gases acaban con muchos de nosotros, aunque algunos desarrollemos resistencia. la verdad, no resulta fácil. vivir oculto, esquivando trampas, predestinado a una pronta muerte. es insoportable.

sé que no debería hacerlo, no debería huir. la señora que limpia este horno nos teme, nos respeta, cuando nos ve chilla. nos rocía con productos inocuos a estas alturas y nosotros nos escondemos. no puedo decir que viva mal, pero vivo preso. no conozco más que esta trastienda, estas rendijas, estos escondites familiares. no debería hacerlo, no debería huir. pero sé que voy a morir igual, pase menos o más tiempo. y más tiempo así, más de lo mismo, no vale de nada. es sumar cero al cero. es la nada. prefiero morir y ver el sol, aunque sólo sea un instante.

[...]

a veces nuestros deseos se cumplen. al menos ahora ya sé lo que es la vida ahí fuera. ya puedo despedirme en paz.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

19 comentarios

hans -

gracias, santi; el placer fue mutuo :)

Santi -

Los vericuetos por los que nos llevóun post sobre La Metamorfosis a un grupo de gente (Esstupenda, Bichito, MH, servidor). Todavía sigue coleando el tema, porque tengo pendiente otro post sobre "El deseo de ser piel roja". Fue un placer charlar contigo y es un placer leerte.

lunaaaaa -

A mi me resultan simpaticas...precisamente...por tenacessssssss.....al principio es difilcil enterderlas...pero es por eso...por su total y absoluta perseverancia..........

Holas...Saludossssssssss

mad -

Hay más lágrimas derramadas por las plegarias atendidas que por las no atendidas, hay que tener cuidado con lo que se pide...
O tal vez no. Mañana sale el sol, seguro.

Nuala -

Hey, es el día D. Disfrutadlo. Y tomáos un Jack a mi salud. :)

lulamy -

Yo tuve cucarachas en casa. He comido alguna. Suena crujiente y si no lo piensas, es como cuando comes cebolla caramelizada, el sabor es parecido.
Siento lo de tu metamorfosis. Yo una vez fui escorpión, pero uno se encendio un cigarro y me suicidé.
Besssso

muralla -

La verdad es que has elegido un animalillo de mala reputación, pero la vista del sol y la libertad merece exponerse a cualquier peligro...
Un abrazo. Muralla

hans -

alex, pues no, pero debería, por varias razones.

Nuala -

Lo siento pero soy incapaz de empatizar con las cucarachas. Sólo había visto alguna en pueblos remotos de la variedad local y no me producían especial aversión. Hasta que me fui a Murcia. Ese año viví en vivo y en directo una plaga de cucarachas de la variedad americana (que se está cargando a la autóctona, por cierto, puñetera globalización). Las que digo son rojas, tienen alas, vuelan (joer, no sabía que volaban hasta que entró una tamaño Boing en nuestra sala por la ventana) y son enooooormes.¡Qué aahhhhhhcooooooooo! Ah, y cuando fumigaban en vez de morirse organizaban una rave en la calle. Si a eso sumamos una plaga de gusanos fosoforitos que se comió todos mis geranios, otra de mosquitos tamaño industrial y un pato que se comió un gorrión con plumas y todo (yo en mi ingenuidad creía que los patos comían peces, pan y gusanitos) en lo que se supone iba a ser una bucólica tarde en el parque, no es extraño que recuerde esa ciudad como mi particular descenso a los infiernos (Murcia, qué pestosa eres...lo siento por los murcianos que lean esto, pero es tal que así).

Desde esa no soy capaz de ver El cuchitril de Joe sin que me dé un ataque de nervios. :D

burma -

las cucarachas tienen un día a día muy duro, pero son las únicas que sobrevivirían a una bomba atómica, ojalá tuvieran conciencia de ello; de su capacidad de resistencia y de adaptación...

pd; y aunque en un primer momento visualmente pueden resultar repugnantes, quien osa a acercarse a ellas observará el brillo especial y profundo que tiene su cáscara, y si las tocas, el tacto suave y delicado.

Anónimo -

Siempre me gustó la "Metamorfosis"... y una vez me convertí en cucaracha , pero ante el inminente peligro de aniquilación opor parte de los míos tuve que retomar mi forma humana. Un abrazo

alexqk -

¿te estás leyendo "El hombre menguante"?

hans -

qué curioso lo que cuentas, vireta. a mí felices nunca me parecieron, pero claro, entiendo tu asociación de ideas...

siloam -

parece que las cucarachas nos llevan a Kafka y escapamos. Entiendo a tu cucaracha.Vivir en la
penumbra siempre no compensa.
feliz viernes.

vireta -

de pequeña me creia q las cucarachas solo aparecian cuando la gente estaba feliz... no sabia q eran malas o daban asco para el resto. Supongo q era pq solo las veia cuando llegaba a malaga... nada mas llegar aparecia una en el portal a saludarme... me parecian bichos felices....

Pedro -

yo nunca he sido cucaracha, pero me soñé rata una vez y no me gustó la experiencia

siloam -

la señora las repeta, jeje,que bueno.

Otro -

para este puedo ser una cucaracha; para ese, una criaturita de dios; para aquel, un problema en busca de solución.
para mi, con estos, con esos y aquellos; conmigo, contigo con él; una posibilidad para mi para otros... mi propia esperanza
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres