Blogia
aviones plateados

-

sabes, a veces las palabras no abarcan todo lo que se quiere expresar, y por grandes, redichas o vagas que sean no pueden describir determinadas sensaciones, es como una prenda de algodón que ha encogido con los lavados y constriñe, aprieta, convirtiendo algo hermoso en una deformidad de sí mismo. a veces las palabras se las lleva el viento porque su peso no es el mismo que el de lo que intentan reflejar.

o quizás sólo es porque no soy un buen escritor, o ni siquiera un escritor, sino un receptor de sensaciones que se proyecta en sus dedos, en sus labios, en sus movimientos... un transcriptor parcial de lo que corre por dentro, empujado desde fuera. quizás es sólo eso, que son proyecciones, unidimensionales, de una magnitud inmensa, ingente, inmedible.

hay días en que el uso de las palabras me hace sentir que estoy jugando a ser dios.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

23 comentarios

Nuala -

Tú te sientes dios; jesús, el de los gorilas se siente Mesías, ¿alguien se siente ...like a virgiiiin...uuuh?.

Yo desde luego no, que eso de la Blanca Paloma siempre me pareció una p***** del 10. Aunque también puede tener su gracia, y sino mirad aquí: http://www.thebricktestament.com/the_gospels/jesus_is_born/lk01_35.html

:)

Bo Peep -

Mira, hans, mientras se trate de jugar vamos bien.

blanca -

Qué buenos los dos últimos comentarios, el poema de Benedetti, y la imagen del cordón umbilical...

hans -

creo que mis palabras no me servirán de mucho cuando yo no esté... a otros, no lo sé, pero a mí... y entonces ya tendrán otro sentido, al romperse el cordón umbilical.

manuel h -

En el principio era el verbo
y el verbo no era dios
eran las palabras
frágiles transparentes y putas
...
(M. Benedetti)

manuel h -

Puesto que existimos porque alguien alguna vez inventó un ruido y lo llamó palabra, más nos vale no meternos mucho con ellas.
Sigamos jugando.

siloam -

pues tu sentirás eso (te creo)pero sé que palabras bordadas por ti sirvieron para localizar y nombrar emociones ( eso es lo que yo he sentido).
tus palabras no están huecas, no son celofán sólo. eso lo sé.

burma -

(...)

maRia -

Bah, pues con lo mal que le han salido las cosas a dios, tampoco le des mucha importancia.

Con respecto a si eres o no eres buen escritor/escritor a secas, eso siempre dependerá de demasiados factores como para que realemente sea importante. Lo que sí lo es, al menos para mí, es que lo que escribes es la llave a tu alma.

Biquiños from kindred spirit.

camomila1 -

son la proyeccion de un instante.
encantada de haberte conocido ,un beso fuerte.

Nuala -

A veces sólo puedes decir: Pasopalabra. :)

Santi -

Hay un cuento que tiene dos finales. El primero:

Cuando se acerca el fin, ya no quedan imágenes del recuerdo; sólo quedan palabras. No es extraño que el tiempo haya confundido las que alguna vez me representaron con las que fueron símbolos de la suerte de quien me acompañó tantos siglos. Yo he sido Homero; en breve, seré Nadie, como Ulises; en breve, seré todos: estaré muerto.

El segundo:

A mi entender, la conclusión es inadmisible. Cuando se acerca el fin, escribió Cartaphilus, ya no quedan imágenes del recuerdo; solo quedan palabras. Palabras, palabras desplazadas y mutiladas, palabras de otros, fue la pobre limosna que le dejaron las horas y los siglos.

(aquí, pero ojo) ;)

hans -

pero sólo es una sensación otro. tiene que quedar algo más, porque las palabras no surgen de la nada.

Otro -

... a veces siento que es lo único que me queda: "me queda la palabra"

siloam -

me gusta esa metáfora ce constreñir, de encoger el sentimiento. Muchas veces no hay palabras a la altura.Es cierto.

vireta -

las palabras o no llegan o se pasan... a mi me dominan

mICrO -

Hans, en realidad tu como muchos bloggers soys compositores que hilan melodias con letras y canciones con palabras y tiene un significado que va por encima de lo bien o mal escrito, de lo que suena hacia dentro en lugar de lo que suena dede fuera.

Saludos

blanca -

A finales de verano encontré una frase, un pensamiento, (casi un verso), de un escritor que se pasó toda su vida tratando de nombrar lo innombrable, y que abrió territorios, finalmente, a la palabra. La frase es: "No quemar lo que está al borde de la llama".
Para él nombrar era, a veces, quemar; por eso pasó su vida escribiendo susurros...
beso.
.

G. -

Las palabras son un medio de expresión, y leerlas y escribirlas nos provoca mucho placer. Pero es cierto que se pueden quedar pequeñas.
Y si se escriben, dejan para siempre de ser del que las escribe, y pasan a formar parte de quien las lee.

Luthien -

Tengo siempre esa sensación, y así he destruído muchos escritos...

Pero puede ser que te ocurra porque siempre quieres mejorar, por perfeccionismo...porque ya puestos a ser Dios, hágamoslo lo mejor posible ¿no?

Un abrazo

hans -

un poco, pedro, un poco.

alocada -

Virgen Santa!

Pedro -

¿y otras el diablo?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres